Páginas vistas en total

viernes, 27 de julio de 2012

Keynes ha muerto. La UE lo certifica



Fernando López Amor así lo afirma en la Comisión de Economía del Congreso. Nada que objetar. Semejante aseveración viene de una persona autorizada. Es un veterano de la política, experto en transformismo. Tanto tiempo con destinos políticos de relevancia en partidos políticos distintos le ha hecho olvidar su condición de funcionario público, de servidor del Estado al que su actual partido destruye poco a poco.  
            Verborrea irreflexiva que mana del partido que está desmontando la España democrática.
            Basura ideológica reciclada en palabrería hueca. Miseria intelectual. Repetición mecánica de las máximas de los economistas más reaccionarios de las Universidades Privadas Americanas. Así uno parece persona preparada. Simulación en suma de convencimientos que ni se han masticado.
             Keynes no ha muerto, pero quieren matarlo.
            “Ningún estado tiene justificación” palabra de Thacher en su día. Y les marcó el camino.
            Barra libre a los bandidos.  Keynes daría igual. En realidad, la pretensión es dejarnos sin estado, sin derechos, rodeados de leyes que nos dejan indefensos. Y culpables.  Amnistía para los canallas. Indefensión para el resto de la humanidad.
            El señor diputado tendrá buena memoria; nadie lo duda;  memorizó los temas de su oposición a Inspector Tributario del Estado. Su inteligencia crítica es dudosa, sin embrago. Ese cortejo funerario en el que quieren acompañar a Keynes a la tumba ha generado medio millón más de desempleados durante los meses de gobierno de su partido. Y si no decimos a Keynes,  como a Lázaro, “levántate y anda”, la situación será irrecuperable.
            Gente como este Fernando López Amor, si no fuera un sentimiento contradictorio, daría pena. Aún está en aquella fase de nuestra historia en que dedicarse a la política era manifestar adhesión incondicional. Lo suyo es adhesión incondicional, como la de su partido en masa, a las políticas impuestas por aquellos que, después de arruinar a los países, quieren expulsarlos del euro.
           Con nosotros aun están en el proceso de arruinarnos. Pronto propondrán que se nos expulse también del euro.El proceso de Grecia se está repitiendo paso a paso. 
            ¡Siga matando a Keynes, idiota seguidista! 
            ¡Siga voceando  teorías interesadas que ni se ha parado a analizar! 
          Si no está ya para leer algún libro, mire a su alrededor, irresponsable; lea, al menos, la prensa,  la independiente digo, y no la que editan los esbirros, los corifeos serviles de su partido.
             Y analice, si su adhesión se lo permite, en que ha convertido al sur de Europa el funeral de Keynes.
            ¡Hay que joderse! Por seguir la moda que ha instaurado la diputada Fabra. 













No hay comentarios:

Publicar un comentario