Páginas vistas en total

lunes, 23 de julio de 2012

El IVA que Rajoy no subiría


(10-07-2012)
Se ha perpetrado. Y el ministro Montoro nos castiga, además, con un discurso admonitorio. No descansan en su afán de hacernos creer que somos los ciudadanos de a pie los causantes de la crisis.
Nos explica el ministro de Hacienda que hay que subir el IVA por dos razones de grandísimo peso. La primera, porque mucha gente tiene por costumbre no pagarlo. ¿Qué esperaría Montoro? Su gobierno ha establecido por decreto premios cuantiosos para los defraudadores, barra libre, beneficios fiscales, opacidad absoluta para quienes practican el bandidaje contra los servicios del estado, que son los derechos de todos. Si no estuviera claro que entraría en conflicto con su voluntad de amnistiar al delincuente fiscal, quizá convendría recordarle que el Estado tiene instrumentos para perseguir a los defraudadores. Y que es precisamente eso lo que andamos reclamando.
La segunda razón, porque el IVA en España es más bajo que en muchos países europeos. Puede ser cierto, pero ¿es ahora el momento oportuno para atentar contra la escasa capacidad de consumo interior que nos va quedando...? ¿Es esta una medida de gobierno...?
¡No! ¡Desde luego que no! Cumple con los requisitos de Europa para el rescate financiero. Y todos van en la misma dirección. Impuestos indirectos, recortes en los servicios del Estado, recortes en la protección de los desempleados, recortes en sanidad, esquilmación de los funcionarios públicos... Pronto, recortes en las pensiones, porque es una de las pocas promesas de Rajoy  que aun no ha traicionado.
¿Alguien duda de que se lleva a cabo ante nuestros ojos un calculado golpe de estado? ¿Alguien duda de que caminamos hacia el pasado a la velocidad de la luz?
Y otras preguntas  que no esperan respuestas ¿Hay una oposición en ese Parlamento...? ¿Aun cree Rubalcaba que hay que calmar a los mercados? ¿Piensa Rubalcaba que alguien podría calmar la orgía desenfrenada de los tiburones cuando atacan a un banco de sardinas? ¿Alguien tendrá alguna vez la valentía de expresar con entereza que no es obligación de los estados calmar al capitalismo, sino regular sus desafueros? ¿Alguien tendrá la valentía de plantear - para perderla, desde luego- la moción de censura que anda pidiendo a gritos el gobierno de Rajoy?
Perderla es obligado, pero es necesario decirle a la nación que hay otras formas de afrontar la crisis. Hay que desalojar a ese partido del gobierno en cuanto sea posible, o no dejará ni el recuerdo de la España que hemos construido poco a poco desde la transición. No gobiernan, desmontan con denuedo la España que nos dimos, con un convencimiento envenenado, la igualdad efectiva ante la ley es una teoría inútil y costosa, por tanto inaplicable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario